Internet

En 1975, un grupo de profesores y voluntarios se reunieron para construir un aerogenerador. 45 años después, sigue funcionando

Posted by Maria Gonzalez

Corría el año 1975, en plena crisis del petróleo, cuando un grupo de profesores de las escuelas de Tvind, en Dinamarca, comenzó a rondar la idea de construir un aerogenerador. Y no un aerogenerador cualquiera, sino uno que se convertiría en el más potente del mundo en aquel momento y que anticipó muchas de las tecnologías que se utilizan hoy en la industria.

Según cuentan en la web del proyecto, hoy convertido en museo y centro de demostración, el objetivo de este grupo de voluntarios no era lucrarse, sino “demostrar que generar energía de otra manera era posible”. Era un momento en el que el petróleo estaba en entredicho y la energía nuclear se posicionaba como la gran alternativa a los combustibles fósiles.

Era una época con un importante movimiento antinuclear y este grupo de voluntarios querían utilizar el aerogenerador como un argumento en el debate energético, a la vez que generaban energía sin emisiones y controlaban su propio gasto, según cuentan.

En algún momento de los inicios del proyecto hubo dudas entre energía eólica o solar, pero la decisión fue sencilla: el aerogenerador se encuentra en el oeste de la Península de Jutlandia, donde hay un excelente recurso eólico. Así que se pusieron manos a la obra.