Internet

Guía de compra para hacer copias de seguridad: discos duros, NAS y memorias USB para los backups de tus dispositivos

Posted by Maria Gonzalez

Esas fotos de las vacaciones, tus trabajos de clase, tu colección de películas, documentos y facturas que has de tener a mano…¡qué importante es tener un backup actualizado! Hacer copias de seguridad es tu colchón para evitar disgustos.

En esta guía de compra para hacer copias de seguridad repasamos los principales formatos físicos para tus backups. Si eres de los que prefieren el formato físico o simplemente quieres copias de seguridad en la nube pero también en una unidad, aquí encontrarás lo necesario para llevarla a cabo.
Discos duros
Los discos duros son los dispositivos por excelencia para guardar a buen recaudo las copias de seguridad de nuestros archivos. Ahora bien, en el mercado vamos a encontrar diferentes tipos de discos duros, no solo en cuestión de volumen de almacenamiento, marcas o precio, sino en formatos y tipos.

La primera cuestión es qué tipo elegir: ¿HDD o SSD? Teniendo en cuenta que la idea es almacenar un gran volumen de archivos, merece la pena apostar por los discos duros mecánicos por una cuestión de precio: el GB de los HDD es notablemente más barato que en SSD. Otro escenario sería si nuestro ordenador tuviese una unidad de almacenamiento escasa y requeriríamos un disco duro para guardar programas y archivos para trabajar en ellos. En ese caso, la velocidad de los SSD hace que estos sean los más indicados.

A partir de aquí aparecen dos formatos en función de su tamaño, los HDD de 2,5″ o los de 3,5″. Esta clasificación nos da una idea intuitiva de que los primeros son más indicados para usarlos en movilidad que los segundos, por ejemplo para trasladarlos de casa a la oficina.

Pero es que además los HDD de 3,5″ alcanzan volúmenes de almacenamiento más altos y suelen requerir de alimentación propia para moverlos. Así que si nuestras copias de seguridad son voluminosas y/o vamos a dejarlos al lado de nuestro equipo, son una opción a tener en cuenta. Si la movilidad es importante, entonces mejor apostar por los de 2,5″.

Eso sí, teniendo en cuenta que en el ámbito doméstico suele ser suficiente con menos de 4TB de espacio (más o menos el límite de los modelos de 2,5″), lo cómodo que resulta la alimentación mediante el propio cable USB y la oferta de modelos y precios, los discos duros de 2,5″ resultan una opción atractiva para backup en ese escenario de uso.